Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 2 de julio de 2009

Lo que no es, no es, y además es imposible

Ha entrado nuestro expediente en el Departamento de Adopciones y razones personales que creemos poderosas nos obligan a cancelar este proceso de adopción.

He de agradecer a todos los seguidores de este blog la lectura, el interés y los apoyos recibidos. Al fin y al cabo habéis sido una especie de familia o de compañeros en un viaje incierto, que en el caso de mi esposa y mío, se acaba después de 6 años de frustraciones contínuas, de un "no vivir" y de habernos quedado paralizados en el tiempo, con todas sus consecuencias.

Todos estamos (más o menos) pasando por lo mismo, pero querría dejar claro que no son las dificultades las que nos hacen retirarnos (el expediente ya está aceptado, cosa que jamás pensamos que fuera a suceder), sino motivos, que al ponerlos en una balanza, la hacen inclinarse hacia el lado de no continuar.

Cuando lo que se supone que se va a conseguir pesa menos y hace peligrar lo que se tiene, ya uno ha de pensar que el riesgo no vale la pena.

Siento pena al escribir estas palabras, pero también os dedico a todos este "cuaderno de bitácora" que ya no recuerdo cuándo lo empecé, pero que espero haya servido y sirva para animaros a buscar vuestra felicidad allá donde creáis que debéis ir a buscarla.

La nuestra ya no está en Ucrania.

martes, 16 de junio de 2009

Se nos agotan las fuerzas

De nuevo soy yo, (Igone) la que se atreve a poner unas pocas palabras; por si alguien abre nuestro blog para que sepa que todavia seguimos en España. Lo digo por que algunos nos han escrito al correo preguntandonos eso mismo.
Aunque nuestras fuerzas ya estan agotadas, de tanto papeleo, esperas y otras cosas de la vida, se de algunos que les está pasando como a nosotros, de ahí que mi marido ya ni abra ni escriba en el blog.
Es verdad que ya solo quedan 6 dias para la entrada de nuestro expediente, pero sinceramente....estamos agotados.
Solo si nuestro expediente lo aprueban en el D.A. me atreveré a poner unas letras, sino estas son las ultimas palabras que recibiran nuestros blogeros.

*Mucha suerte a todos.

jueves, 21 de mayo de 2009

No sabemos si entrará nuestro expediente.


Siempre escribe mi marido, pero hoy lo haré yo.
Nuestro expediente esta en Ucrania desde noviembre, no entró en el famoso cupo de diciembre y con las nuevas normas de enero ....pues he aqui la cuestión que si contamos que supuestamente nuestros hijos, ya habian nacido en diciembre (eso nos dijeron, con animo de animar), pues en este momento ya los habrán adoptado otra pareja.

*En fin aunque queda poco por entrar nuestro expediente, muchas dudas nos quedan de que asi sea, ya que mi "famosa situación de paro" esta complicando el tema, ya que parece que se dé, mucha más importancia a mi estado de desempleada, que a lo que mi marido aporta como futuro padre.
* En este momento estamos realmente desanimados y porqué no decirlo, hartos de absurdas correcciones del expediente que realmente no tienen ninguna, ninguna importancia relevante para la adopción.

Queridos blogeros, cuidaos mucho de cuando empezéis la tramitación del expediente...pensad bien que situación váis a tener en un futuro, porque se trata
de ser adivinos para no fallar en el intento incierto de la adopción.

miércoles, 29 de abril de 2009

Me recuerda...

...esta situación a la de aquel navegante que surcaba los mares y en mitad del Océano Pacífico dejó de soplar el viento. Y dejó de soplar casi un mes y su velero ni se movía. Se acabó volviendo loco...

Pero que nadie se preocupe, ni tú te inquietes, querido lector, que no es nuestro caso...¡No! Ni mucho menos, pero lo recuerda...

Nada (bueno) ha sucedido desde la última entrada en este cuaderno de bitácora y, no es que ahora haya mucho que escribir, pero dejadme decir que desde que a Igone la despidieron del trabajo y engrosó las listas del INEM, el Departamento de Adopciones de Kiev y nuestra facilitadora, Mila, no aciertan a definir cuál es la situación burocrática de Igone.

Aquí, en la "piel de toro" la cosa es fácil y diríamos, para que todo el mundo lo comprenda..."le han pegado la patada", pero los de "allá" se están devanando los sesos (y con ello, acabando con nuestra paciencia) sobre qué nuevos documentos, certificados, cartas, manifiestos, declaraciones, pasquines, folletos, folletines e informes sociales y no sé qué más gaitas hay que cumplimentar para justificar que Igone se ha ido al paro. No, no vale con decir "me he ido al paro", no...hay que añadir otro medio kilo más de papeles a nuestro ya obeso cartapacio de documentos.

...¿Se leerá alguien de verdad semejante "chorizo"?...

Y lo peor no es hacerlos, sino que nadie parace saber cuáles hay que hacer ni cómo. Lo que hoy contenta a los del D.A., mañana no les basta y lo que pasado parecía por fin ya cuadrar, al otro no les gusta el párrafo éste y piden rehacer el susodicho papelito.

¡En qué maldito momento inventó el Hombre el papiro! Si siguiéramos escribiendo en pedruscos, no pasarían estas cosas y todos tan felices.

Conclusión: El 22 de junio el cartapacio debe estar impoluto, vamos, de matrícula de honor para que lo acepte el D.A. La cuestión que me planteo ya es si lo conseguiremos tal y como a estos señores funcionarios les agrada. Que mira que si no les agradara...

viernes, 20 de marzo de 2009

¿El burro al final mordió la zanahoria?

Y después de meses de maratones para tener la documentación lista para poderla presentar en Kiev...que si no la tienes no te admiten el expediente...que si la tienes aun te falta no sé qué...y que si tienes el no sé qué, te acaba de caducar el de más allá, anunciamos con el permiso de la autoridad competente y si el tiempo no lo impide, que el D.A. de Kiev nos va a iniciar el trámite de nuestro expediente de manera oficial el 22 de junio de 2009; a bombo y platillo, con grandes vítores y proclamas, con alfombra roja desplegada, con clarines y clarinetes, con los brazos abiertos nos recibirán...digo yo, ¿no? Que cuando los del programa Apolo llegaron a la luna los recibieron así y no se lo curraron tanto.

domingo, 22 de febrero de 2009

Que conste que escribo bajo "coacción"

Igone me ha puesto el ordenador delante sin más alternativa que relatar nuestras últimas experiencias. Sí o sí. No obstante, y a pesar de mis reticencias acerca de escribir sobre renovar documentación desesperadamente y sobre todo de solicitar nuevos informes y certificados, sobre los que nadie parecía saber nada, ni es nada interesante, no me han servido de nada. Porque como decía mi viejo camarada de armas "cuando tu mujer te diga que te tires por un puente...vete buscando paracaídas".

Y digo arriba "desesperadamente" ya que queríamos que todo hubiera estado en Ucrania listo y traducido antes de la apertura de las ventanillas del Departamento de Adopciones de Kiev el día dos de febrero. Pero nos ha pasado como al burro con la zanahoria...cuando pensábamos que ya estaba todo, de repente...¡nuevas normas!; y cuando el primer obstáculo estaba sorteado surgió otra normas más y luego otra y luego otra más...

¡Qué te voy a contar, amigo lector! ¡Sufridor de colas eternas, paciente entre pacientes, implorador de ventanillas oficiales, recolector de mil y un documentos! ¡Qué poco reconfortante e interminable esfuerzo para tener tan poco que contar a tus amigos y parientes, que tiempo ha se aburrieron de preguntarte "¿pero y cuándo te dan los niños?".

Ni que decir tiene que ha sido literalmente imposible tener nuestro legajo para la fecha que nos marcamos. Quizá esté todo un mes más tarde, porque de los últimos papeles solicitados a la CAM (certificado de acreditación de los psicólogos y trabajadores sociales y de aceptación de niños con enfermedades recuperables) no sabemos nada. Parece que el personal de la Comunidad de Madrid está saturado con "tanto burro y tanta zanahoria".

¿Me habrá levantado Igone ya el castigo y me podré levantar?